San Martin de Porras

«Cuidamos el tesoro de tu familia y la memoria de nuestra comunidad. Nos esmeramos y especializamos en el trato preferente, cordial y sin igual para con nuestros usuarios, siempre velando por su bienestar.»

Reseña Historica

CORPORACION SAN MARTIN DE PORRAS

La Corporación San Martín de Porras empezó con sus labores de Servicio al Desamparado hace once años al ver que estas personas necesitaban de un almuerzo y al hablar con ellos siempre había una pregunta en nuestro interior, ¿será que ya comieron? Pero la respuesta siempre Hablaba por si solo la actitud de ellos para poder sobrevivir y ayudarse con recolección de chatarras o ayudar en los graneros en algún oficio, así conseguir algo para comer, decían si me dan un mercado muchas veces no puedo hacerlo por mi edad soy muy torpe. Tengo muchas dificultades para poder cocinar  apenas puedo con mi vida siempre al escuchar esta respuesta nos sentíamos un poco inútiles al no poder ayudar, pero un día algo nos ilumino se llegó al tema de cómo poder ayudar y decidimos crear un comedor donde se apoyara con la ayuda de los demás nuestra frase empezó a funcionar “LA BENDICION DE DIOS LLEGA POR TUS MANOS Y CON TU AYUDA”. Empezamos a trabajar la fe con obras, en su inicio recibimos a 30 abuelos las personas con su apoyo nos impulsaban y vimos que la obra era de Dios ya que muchas puertas se Abrieron para apoyar, el comercio y amigos que creen que los Adultos Mayores son Los Forjadores del Presente en el que nos encontramos.

Hoy en día se les brinda el almuerzo pero muchos de ellos solo tienen el almuerzo hasta el otro día, al visitarlos nos dimos cuenta en la condición precaria en el que viven  sus colchones o solo cartones o la cama de ladrillos es muy triste mencionar pero el papel higiénico es para los que tienen y pueden.

Así nuestro hogar fue creciendo hasta llegar el número de 85 personas, no lo niego me daba miedo tanta gente pero tengo el ejemplo de Jesús en la Multiplicación de los Panes y los Peces esto me llenaba de fortaleza. Hay  personas que a veces no entienden pero el don de Dios y el deseo de servir te toca y uno no pude hacer nada ante la voluntad de Dios.